Simple, sano, bueno

En esta página hacemos una sola cosa. Contar cómo cocinamos lo que hemos comido al medio día. No transcribimos lo que hemos leído en un recetario.
Somos Leticia y Don Lucho. Leticia vive en Francia, Don Lucho en el Perú. Cocinamos casi todos los días. Nos gusta comer bien, variado y sano. Tratamos de usar los mejores ingredientes que podamos comprar, y no queremos que nos sobren cosas. Tampoco nos sobra el tiempo y no tenemos personal de servicio, así que todas nuestras recetas las puede hacer una sola persona rápido y bien.
Nuestros paladares se han educado en varias escuelas. Leticia está más cerca de la comida francesa, árabe y mexicana. Don Lucho, de la comida peruana, la china y la hindú.
Entre ambos cultivamos un menú, que queremos compartir con quien tenga la gentileza de visitarnos.
También tenemos una razonable biblioteca de cocina y nos conocemos todos los recovecos de la red. La inspiración y el conocimiento vienen de afuera. Para enriquecerse, hay que aprender.
Si un día no publicamos nada, mira las recetas anteriores: muchas veces cocinamos para varios días, y aprovechamos o modificamos cosas que ya teníamos en la refri.
Ocasionalmente incluiremos comida preparada por otras personas, pero siempre de platos que hayamos visto hacer con nuestros propios ojos.
Y si la fuente de inspiración es un libro o un programa de televisión, lo anotaremos puntualmente.
Así, este blog es como los viejos cuadernitos negros donde las abuelas iban anotando las recetas familiares. La diferencia es que podemos compartirlas contigo, querido lector.
Si te sientes tentado a seguirlas, ojalá tengas buena mano y que te salgan mejor que a nosotros. Estas son recetas, no fórmulas, y por lo tanto son necesariamente vagas. Pero cualquier cocinero  podrá hacerlas.

Leticia y Don Lucho,  2008

Receta para diabéticos Don Lucho es diabético. Eso determina desde mayo la orientación de la página. Cuando recién la iniciamos sólo nos proponíamos dar testimonio de comida que cualquiera puede hacer con un poquito de ganas. Ahora sólo hablaremos de comida sana. Por si no lo sabe, la dieta de los diabéticos es básicamente la misma que la de cualquiera que quiera comer sano, con muy pocas limitaciones adicionales.
Una cosa importante: Don Lucho no es médico, sino paciente. No es nutricionista sino una persona razonablemente informada. Las recetas son parte de una dieta bastente estricta que cubre todo el día. O sea, si se prepara uno de estos platos, se sirve doble ración, lo acompaña con su pancito y luego se come una torta de chocolate, no me eche la culpa si su glucosa vuela.
RESULTADOS
Comiendo lo que escribe, don Lucho ha bajado de 94 a 80 kilos. Piano, piano, y sin ninguna privación. Fue fácil y especialmente agradable. Nuestros platos estarán en las antípodas de la comida “de dieta” sin gracia ni imaginación ni sabor que detestamos. Aprendimos a seguir cocinando rico, pero más sano. Punto.

 


 

Nota: las fotos de la parte superior de la página son de Leticia, igual que las de sus platos. Las que aparecen en las recetas de Don Lucho son de él y de Alicia. Nunca sabemos cuál es de quién.